Acto de Primary, 1st Cycle: celebrar la singularidad, “YOU”

De todos los actos es el más juguetón, en virtud de la edad de los chicos (de P1, 2 y 3). En el de ayer, además de video (Phys Ed y Valores / BriDgeS, ¡presentes!), música y la reconstrucción colectiva de los logros del año -muchos de ellos, virtuales e internacionales-; de las sentidas palabras de Miss Andy y la divertida participación de los  propios chicos y de Ale Pellerano (equipo de coordinación), hubo arte en el ambiente y mucha, pero mucha emoción:

” (…) Todos juntos, vamos a contar la historia. Su historia.  La historia de “Yo”. De todos los Yo (pequeñitos pero grandes a la vez) que están en el auditorio. Pero…¿Cómo es que vamos a hacer para contar la historia de cada uno? Con pinceladas de colores (…). Hubo un tiempo para todo: un tiempo en donde los Yo fueron aventureros y exploradores: crearon inventos, conocieron otros lugares más lejanos, se conectaron con otros YO de otros países que hablan como ellos, ¡inglés! (menos mal, ¿no?, porque no conocían ningún traductor con las mismas ideas), y también con otros YO que conocen las mismas historias, pero desde otro punto de vista…”

Mucha emoción, también, cuando por encima de las cabezas del público sentado avanzaron “rodando” unas enormes cajas de cartón, portando en sus caras dibujos multicolores y los “autorretratos” de muchísimos nenes y nenas (“Each of YOU special, each of you a portrait...“) La percusión (un ensamble de P2) acompañó la llegada de las cajas al escenario y, por cierto, el muro construido con todas esas “singularidades” nada tuvo que ver con aquel otro que criticaba Pink Floyd… ¿Se acuerdan? ¡Cuánto está cambiando la educación, por suerte! Como dice la propia Miss Andy, son tiempos de  , de que el aprendizaje se centre en los propios intereses de cada persona, única e irrepetible.

¡Todos los chicos recibieron un libro de regalo, especialmente elegido por BDS Library y sus docentes! ¿Premios?  Nada de ponerse competitivos desde tan chicos…  Solo al Mejor Compañero (elegido por los mismos chicos) y el tradicional Never Absent / Never Late, que es además un reconocimiento a las familias, por su compromiso de cada mañana. Como siempre, la nómina se consignará en el anuario The Evergreen.

Y así, el cierre del primer ciclo fue una verdadera fiesta. Y una fiesta “singular”, como no podía ser de otra manera…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *