… De cuando el Santo Padre bendijo al BDS

14 Mar 2013 | Clau
14 Mar 2013 | Clau

Esta mañana volvimos sobre aquella carta que el entonces Cardenal Bergoglio le envió a la Sra. de Green con motivo del primer Centenario del Colegio, que comenzábamos a celebrar de manera solemne en la Catedral. La releímos asombrados (casi perplejos); con una felicidad serena y un profundo sentimiento de gratitud como cristianos, como argentinos, como ciudadanos de este bendito y tan castigado continente…

Claro que el Belgrano Day School es tan solo una pequeña institución educativa, situada en un pintoresco barrio de la ciudad de la que el nuevo pontífice es oriundo. Claro que, por el impacto, nos resulta casi imposible dimensionar la trascendencia de lo que nos toca vivir. Claro que cuando escribió aquella misiva nadie podía imaginar lo que vendría…

Sin embargo, si volvemos a compartirla (fue publicada en la edición 2011-2012 del anuario institucional The Evergreen), es porque -más allá de sentir un legítimo orgullo-, nos emociona descubrir cifradas en aquellas palabras algunas claves de lo que el mundo ahora recibe con tanto asombro como júbilo: un pastor cercano a su grey.

El valor de la evangelización, la práctica de la tolerancia y el diálogo interreligioso, la insoslayable visión trascendente de la persona humana y hasta el ahora ya emblemático “recen por mí”…  todo eso está contenido en estas sencillas líneas, que una vez más compartimos con emoción, con reverencia, con esperanza.

¡Gracias, Señor, por el Papa Francisco, humilde trabajador de tu Viña! Bendícelo hoy y siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *