El espíritu de Gaudí (¡y grandes experiencias deportivas!) //

 

Continuamos compartiendo los completos y amenos informes de María Inés Martínez Asla.

Lunes 17: Un pie en la obra de Gaudí

Durante la mañana, los equipos de rugby y volley aprovecharon las cómodas instalaciones del Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat del Vallés en Barcelona. Allí se prepararon físicamente para los respectivos partidos del día siguiente.

Por lo demás, el día estuvo destinado a la obra de Antonio Gaudí. El grupo empezó por el Park Güell y allí los chicos tuvieron su primer acercamiento a la obra de ese arquitecto, que le dio la impronta a Barcelona. Esta ciudad no sería la misma sin su huella y Gaudí fue considerado por muchos como el genio del Modernismo.  En ese radiante día de sol, los chicos aprovecharon las privilegiadas vistas que ofrece el parque. El grupo almorzó allí y se dirigió a conocer el Templo de la Sagrada Familia, la obra de su vida, a la que Gaudí dedicó más de cuarenta años (desde 1883 hasta su muerte, en 1926). Los chicos quedaron impactados. Por su parte, dos alumnos que debieron hacer una consulta odontológica no se perdieron el paseo y también visitaron esa obra magnífica. La obra de Gaudí provocó una gran admiración en toda la delegación de varones.

Martes 18: Despedida del centro de Barcelona

Después de desayunar, fuimos a hacer una caminata en otro día soleado por el Paseo de Gracia y a completar el segundo capítulo de nuestro acercamiento a Antonio Gaudí: visitamos la Casa Batlló y la Pedrera.

Algunos fueron a patinar sobre hielo en una pista ubicada en Plaza Catalunya. La visita incluyó una pasada por el Mercado de la Boquería. Pudieron disfrutar de la variedad de comida que ofrece ese Mercado emblemático y es por eso que en una de las fotos (aunque no sea del Mercado de la Boquería sino del Restaurant C. Catalana) mostramos los manjares que cada uno de nosotros pudo disfrutar ese mediodía.

Regresamos temprano al Centro de Alto Rendimiento para que los chicos tuvieran un tiempo de descanso para prepararse para los partidos de rugby y volley (nos enteramos de que los partidos de este último deporte serían dos, lo que causó satisfacción y mucha expectativa).

En primer término, nuestro equipo se enfrentó con una selección de volley de Barcelona de chicos menores de 18 años. Nos encontramos con un nivel superlativo y los chicos de BDS trataron de jugar de la mejor manera. Pusieron mucha garra y, después de un primer set netamente favorable a los catalanes, Belgrano Day School pudo acercarse bastante en el marcador. Igualmente, el partido se cerró con un 2 a 0 a favor del equipo contrincante. En este partido, se destacaron Marcos Aráneo, Francisco Nóbile y Giovanni Desiato.

En segundo término, los chicos de volley jugaron contra el Club de Vall Hebrón.  Durante el primer set, el partido se desarrolló de forma pareja y prevaleció el equipo catalán en el final del mismo. En el segundo set, BDS ajustó el bloqueo y casi lo cierra favorablemente en un intenso 24-26. El resultado final: Vall Hebrón 2 – BDS 0. Una de las figuras de este partido fue Patricio Burg, que jugó en una nueva posición de líbero. Además, se destacaron Tomás Rocchi con su imparable ataque y Manuel Cazachkoff, con la precisión habitual. Luego del partido, y por iniciativa del entrenador cubano del Vall Hebrón,  se conformaron dos equipos integrados por jugadores de ambos conjuntos. Esto fue un excelente broche de oro de una jornada de despedida de la ciudad de Barcelona.

En el caso de rugby, tengo que agradecerle a Bruno Bellaria que hizo la siguiente crónica del partido. “Enfrentamos al Rugby Club L’Hospitalet. Fue un intenso partido de tres tiempos en el que todos los integrantes pudieron participar y disfrutar de un buen momento de rugby. El resultado fue favorable con un marcador de 47-5. Los tries fueron marcados por los siguientes chicos: Bruno Bellaria (en dos ocasiones), Federico Russo (en una ocasión) y Tadeo Kopistinski, quien cerró la primera parte. Luego, aumentaron el marcador Eduardo Ameghino y Octavio Gregorini. Para cerrar este espléndido partido, Andrés Sanguinetti nos deslumbró con un fantástico try debajo de las “hache”. Finalizando el encuentro, Thomas Page y Francisco Zunino colaboraron con el equipo contrario para completar el número de jugadores. Para concluir una noche a puro rugby, L’Hospitalet nos atendió con gran calidez haciéndonos sentir como si fuéramos locales. En el tercer tiempo, tuvimos la oportunidad de intercambiar unas palabras y entregar unos presentes. El profesor Nacho Saint Bonnet dijo unas palabras, en las que destacó la filosofía con la que encaraban este deporte. Mariano Tortorelli, capitán del equipo, fue el encargado de entregar los presentes y cerrar así una noche inolvidable”.

Para leer acerca de la experiencia de las chicas en el Reino Unido, ir a la versión en inglés de esta misma entrada.

Compartir

Una respuesta a El espíritu de Gaudí (¡y grandes experiencias deportivas!) //

  1. Alejandra Oestreicher dice:

    Que experiencias inolvidables!!! los super felicito a todods los chicos y al grupo de profesores
    disfruten a pleno de todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *