Felicidades

Es tiempo de celebrar la vida que nace.

Para muchos, la de aquel niño de Belén llamado a dividir en dos la historia de los hombres: el nacimiento de Dios que, siendo infinitamente grande y poderoso, se hizo pequeño y frágil por amor al género humano.      

Para otros, simplemente el nacimiento de nuevos sueños y esperanzas, que tienen que ver con el cierre de un año y la apertura de otro, el encuentro en familia, el brindis, la alegría.

Sea cual sea el sentido que cada familia y cada integrante de la comunidad BDS le dé a la celebración, reciban nuestros deseos de paz, armonía y felicidad para todos.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *