Homenaje a Juan Pablo II

6 Apr 2005 | Clau

El Belgrano Day School se suma a las palabras difundidas por la Dirección General de Educación de Gestión Privada, de la Secretaría de Educación del Gobierno de la Ciudad, que reproducimos a continuación.

Asimismo, complementando las disposiciones oficiales, se evocó la figura del querido pontífice, a través de Assemblies en las Secciones Primary, el día lunes 4, y Middle & Senior, el martes 5 de abril.

Todos los que compartimos su prédica, elevamos nuestra oración en su memoria y le pedimos a Dios que asista a su Iglesia en esta nueva etapa, por la unidad de todos los pueblos, la dignidad de cada ser humano y la paz en el mundo.

Con profunda tristeza por saber que ya no estará físicamente entre nosotros, pero con inmensa alegría de saber que ya descansa en paz, junto a Dios, después de una larga, esforzada y fecunda tarea, rendimos homenaje a un hombre que por medio de su tarea apostólica y su extraordinaria personalidad, causó un gran impacto en la historia contemporánea.

A Juan Pablo II se lo recordará por muchas grandes obras y logros a escala mundial. Pero muy especialmente lo haremos los argentinos: su mensaje de paz llegó al punto que por su intercesión se evitó una guerra fratricida que se hubiera llevado muchas vidas jóvenes, las de muchos jóvenes que poblaron nuestras aulas.

Su mensaje de libertad llegó al punto de que, por su prédica contundente y su fuerza espiritual, se derribaran muros de opresión que separaban naciones.

Su mensaje de reconciliación lo llevó a extender su mano de amistad y solidaridad hacia todas las religiones, pueblos y etnias, dando fuertes señales hacia todo el mundo de tolerancia y aceptación del otro.

Su mensaje de justicia y predilección por los humildes lo llevaron al punto de constituirse en la voz más clara y fuerte en favor de los desposeídos de la tierra y de los derechos del hombre.

Pero su mensaje también llegó al hombre individual: “La peor prisión es un corazón cerrado”, dijo, significando que allí estaba el secreto de un mundo mejor, globalizado en solidaridad y, en definitiva, en paz.

Un sencillo homenaje a un gran hombre.

Los comentarios están cerrados.