La hora del postre (o: Ahora sí, ¡vacaciones!)

17 Jul 2009 | Clau

duchamp_por-elenio-pico_barcelona_revista-tretze-vents¿Viste cuando se te da por empezar por el postre, abrís la heladera a escondidas y metés la cucharita en el centro mismo de la mousse de chocolate, porque no te aguantás? Después la acomodás un poco desde los bordes hacia el medio, para que no se note. Pero, ¿sabés qué? se nota igual. Siempre. Y encima después, cuando todos estrenan la primera cucharada, para vos ya no es lo mismo. Ni siquiera estuvo tan rica la comida, porque se te fueron las ganas de comer.

Bueno. Para mí que con estas vacaciones de invierno podría suceder algo parecido.

Emergencia sanitaria mediante, en algunas escuelas, algunos cursos, algún maestro o algunos chicos por ahí habrán tratado de hacer de cuenta que las vacaciones empezaban dos semanas antes y duraban como un mes. Se abalanzaron sobre el postre, como quien dice. No llegaron a saborear, masticar despacito y digerir ese tiempo de trabajo remoto, tranquilos y desde casa.

Otros, lamentablemente, ni siquiera tienen la posibilidad de comer una buena comida.

Y vos, ¿te alimentaste bien? ¿Cumpliste primero con las tareas pautadas en el Aula Virtual del colegio, o enviadas por BDS Webmail? Si es así, la buena noticia es que ahora sí llega la hora del postre: ¡se vienen las vacaciones!

Felices vacaciones a los chicos, sobre todo a los que se esforzaron, trabajaron y cumplieron.
Felices vacaciones a los profesores y maestros, que ¿te cuento una cosa? tambiéntrabajaron y aprendieron mucho en estas últimas semanas.
Felices vacaciones a los papás y las mamás, que cuando comenzó esta extraña situación se preguntaban cómo se las arreglarían con los chicos adentro todo el tiempo. Y se las arreglaron, nomás. Muchos, hasta descubrieron el gustito de aquellas buenas viejas costumbres de los tiempos de la abuela: un cuento en familia, una larga sobremesa, revisar entre todos las tareas, elegir una peli que podamos compartir…

Y hablando de los tiempos de la abuela, ¿sabías que el lunes 20, además de ser el Día del Amigo, se cumplen justo cuarenta años de la llegada del hombre a la luna? Seguro que la abuela se acuerda de todo. Pedile que te cuente dónde y con quién estaba cuando lo vio por la tele, que era en blanco y negro. ¡Las comunicaciones vía satélite eran toda una novedad! Por ahí otro juego para hacer en casa podría ser este: imaginar (y charlar, escribir o dibujar) cómo será una viaje extraordinario…dentro de cuarenta años más. ¿Teletrasportación? ¿Vacaciones interplanetarias? ¿Hoteles subacuáticos…?

Lo mejor de todo es que las vacaciones (el postre) también pueden ser muy nutritivas. Y dulces.
Así que a seguir cuidándose muuuuucho, manteniendo las medidas de prevención, y a llenarse de energía para cuando volvamos a encontrarnos, Dios mediante, el lunes 3 de agosto. ¡Saludos a todos y a la abuela también!

Ilustra este post la obra “Duchamp”, de Elenio Pico (Barcelona: revista Tretze Vents) . Fuente:
www.imaginaria.com

Los comentarios están cerrados.