Desde el afecto

17 ago 2005 Comunidad · Kinder · Primary Clau Comentarios desactivados en Desde el afecto

Familias que llegan, familias que se van a vivir a otro lugar, familias que vuelven. Cada una entreteje una historia y un vínculo especial con el colegio. Esas historias y esos vínculos perduran a través de los años, en los rincones, las aulas y los patios, en los libros y fotos. Es la memoria viva del BDS, que se proyecta en el tiempo y lentamente se encamina ya hacia su centenario.

Instalada en Canadá, la familia de Ian MacDougall (alumno del BDS entre 1995 y 2003, año en que finalizó Primary) hizo llegar a la Dirección de esa Sección un “libro-objeto” con hermosas fotografías de la geografía canadiense. El ejemplar enriquece la biblioteca… y la emotiva dedicatoria, enriquece el alma:

To our dear BDS
Through this book we’d like to share with your teachers and students the beauty of the country that we now call our “home”.
BDS has been a part of our family and our lives for many years, and will always have a place in our heart. Thank you!
Ian, George and Monica MacDougall

Otra “pirueta” del afecto nos llega de la mano de una ex alumna que ahora es también mamá de nuestra comunidad: Claudia Papú. Entre sus objetos personales, Claudia rastreó una foto de cuando ella era niña y el Director Héctor Aguiar, su maestro, a quien le escribió: ??A mi primer maestro, a la persona que me ayudó a integrarme y me acompañó durante mi 6º y 7º grado, quiero decirle que me alegra haberlo encontrado nuevamente después de tantos años…?? La foto (en la que aparecen otros ex alumnos papás, como Juan Pedro Casañas), será compartida con la comunidad de Old Facrecteans en la próxima edición del OFA Newsletter.

Como expresara el Sr. Casañas en su propio aporte afectivo a la historia de esta foto viajera: ??Veintitrés años más tarde, nos encontramos nuevamente (…) Con la mayor de las confianzas, dejo en sus manos mi mayor tesoro: la educación de mis hijos.??

Queridas familias: Ustedes dotan de sentido el proyecto del colegio y nuestro trabajo cotidiano y son, en definitiva, el BDS mismo. De todo corazón, muchísimas gracias.

Compartir

Los comentarios están cerrados.