Nueva biblioteca, nueva cultura

19 Jul 2007 | Clau

Hace tiempo que el Belgrano Day School viene trabajando en pos de la transformación de la BDS Libray. La biblioteca de hoy y del futuro poco tiene que ver con esos inmensos depósitos de libros, a veces desvencijados y amarillos. Hoy se trata de un espacio con un aspecto concreto y espacial, sí, pero con otro, de importancia creciente, que es virtual y que tiene que ver con la provisión de contenidos ultra actualizados, prácticamente en tiempo real. Hay un cambio de paradigma en el mundo, tanto cuantitativo como cualitativo, y es para ese nuevo paradigma que se debe educar.

Los pasos firmes que en este sentido viene dando nuestro colegio van cristalizando paulatinamente en un verdadero cambio cultural. Nuevas prácticas y hábitos por parte de los alumnos dan cuenta de ello. Y, al decir de Vigotsky, lo que los alumnos hacen hoy cooperativamente en el espacio escolar, mañana lo podrán hacer solos. La autonomía que adquieren en cuanto a la búsqueda de materiales, la investigación y la resolución de problemas, apelando a las múltiples fuentes que brinda la biblioteca, es fácilmente fácilmente trasladable al hogar, el club, la plaza o la calle. El saber viaja en celular y en dispositivos manuales cada vez más pequeños y potentes. Y pronto se proyectará holográficamente hasta en el mismo aire…

Algunos de los nuevos hábitos detectados en nuestros alumnos a partir de la última remodelación de la biblioteca, de la puesta en línea del catálogo, la contratación de las bases de datos de EBSCO y demás modificaciones son:
* Se reúnen en los recreos para repasar para las pruebas y se toman la lección entre ellos, en la gran sala cerntral de biblioteca.
* Aquellos que quieren estudiar solos, utilizan, respetan y hacen respetar la “sala silenciosa”.
* Se comenzó a utilizar la colección de referencia; por ejemplo, si tienen una duda, solicitan un diccionario (o entran al sitio de la Real Academia…)
* Buscan más material para realizar sus proyectos, compartir en clases abiertas, etc., con lo cual se vuelven más curiosos y no se circunscriben ya a fuentes únicas.
* Practican y difunden entre ellos mismos las reglas de la biblioteca.

Nos cuenta Silvina Sala — quien participó recientemente de la Jornada de Perfeccionamiento para Biliotecarios de Colegios Privados que organizó la Asociación de Biliotecarios Graduados de la República Argentina (ABGRA)– que los chicos han incporporado un léxico bibliotecológico que les permite referirse no solo a los préstamos de libros, sino a “reservas” y “renovaciones”, por ejemplo. Ellos mismos ayudan a mantener el orden en las estanterías y, por iniciativa propia, generaron ” El club de la Lectura”, para leer juntos en los recreos.

También utilizan las terminales de la biblioteca para acceder al Aula Virtual y subir sus trabajos, o para escribir los libretos de obritas de teatro que desarrollan sobre la base de cuentos, con extrapolaciones entre distintos géneros literarios, ejercicios de escritura colectiva y búsqueda permanente de referencias en Internet.

Todo esto habla de un camino de renovación que atraviesa todas las áreas del saber. En otro orden de cosas, la BDS Library estará presente en la próxima Arts Week a celebrarse en agosto, con el objetivo de incorporar protagónicamente a la literatura en el evento. Así, niños, jóvenes y adultos podrán disfrutar de espectáculos y propuestas a las que difícilmente accederían de otro modo. Están previstas presentaciones de la destacada narradora María Heguiz, una sesión de “Cine-Debate”, a cargo de Sergio Zadunasky, un recital de poesía en inglés por la intérprete Isabella Entwistle y la recreación del género del radioteatro, a través de la maravillosa voz y solvencia profesional del locutor Luis Albornoz, papá de nuestra comunidad… En horario aún a definir, la cita será en el Auditorio, entre el 21 y el 24 de agosto próximo.

Mientras tantos, no dejen de consultar los sitios recomendados del último mes, especiales para estas vacaciones de invierno.

Un mejor aprovechamiento de los espacios, más funcionalidad y más terminales en la BDS Library. Además, se puede operar con Wi Fi, el catálogo está en línea y se contrataron las prestigiosas bases de EBSCO…

Los comentarios están cerrados.