Hogar-escuela

La educación comienza en el hogar y debe continuar como una sociedad de mutua colaboración entre la familia y la escuela. Se trata no sólo de una alianza imprescindible, sino también de la mejor estrategia posible para la prevención y la ayuda efectiva y afectiva que los jóvenes necesitan para enfrentar el mundo y sus muchos desafíos Para que esta alianza funcione, es menester que todos sus integrantes tengan en claro qué se espera de cada uno:

Responsabilidades de la escuela

  • Buscar desarrollar los talentos individuales de cada alumno al máximo de su potencial.
  • Enseñar con eficacia y determinar niveles de calidad elevados en relación con el trabajo y el comportamiento.
  • Cuidar y estimular a cada alumno dentro del ámbito escolar.
  • Asegurarse de que cada alumno haga su mejor contribución posible a la comunidad cuando egrese.
  • Fomentar la comunicación franca con los padres, sobre la base de una estrecha cooperación entre la escuela y el hogar.

Responsabilidades de los padres

  • Demostrar con el ejemplo que apoyan la decisión de la escuela de aspirar a niveles de calidad elevados en todo lo que emprende.
  • Asegurarse de que su hijo o hija concurra con regularidad y puntualidad a la escuela, correctamente vestido y con disposición para el estudio.
  • Interesarse activamente y estimular el trabajo y progreso de su hijo o hija.
  • Apoyar a las autoridades y pautas disciplinarias de la escuela, colaborando en el proceso de adquisición de madurez y autocontrol de su hijo o hija.
  • Favorecer la participación de su hijo o hija en las actividades extracurriculares que la escuela ofrece.

Responsabilidades de los alumnos

  • Asistir a clases con regularidad y puntualidad, dispuestos a aprender y a participar en las actividades escolares.
  • Aspirar a los niveles académicos más elevados que sea posible alcanzar en todos los aspectos de la vida escolar.
  • Cooperar con el personal docente y no docente, aceptando la autoridad y las normas de comportamiento de la escuela.
  • Tener en cuenta y respetar los sentimientos, derechos y pertenencias de los otros.
  • Cuidar los ambientes físicos y naturales de la escuela, así como los insumos que ésta provee: el mobiliario, equipamiento, libros y demás materiales.

Para un detalle más minucioso del compromiso que asumen los alumnos y sus familias al ingresar al BDS, consultar el Reglamento Interno correspondiente a cada Sección: por un lado, el del Kindergarten y, por el otro, el de Primary, Middle & Senior.