Sobre burlas, maltrato y otras formas de violencia

4
12 May 2010 | Clau
4
12 May 2010 | Clau

Esta mañana se llevó a cabo un nuevo encuentro a cargo de los especialistas de la Fundación Proyecto Padres. Asistieron más de sesenta papás y mamás; la charla estuvo dirigida en especial a padres del primer ciclo de Primary pero, como está previsto para todos los encuentros, fueron también bienvenidos padres de otras seccioones.

El tema no pudo ser más oportuno: la violencia en la escuela que es, ni más ni menos, el resultado de la violencia social en la que vivimos inmersos y que, a fuerza de costumbre, se nos ha “naturalizado” hasta tal punto, que a veces nos cuesta reconocerla.  Hace pocos días salió a la luz un nuevo caso de “ciberacoso” en Facebook, donde se había armado un grupo de escolares para denigrar a una compañera. En efecto, y tal como el colegio viene denunciando en sus campañas Be Web Wise!, la violencia también viaja en red.  

Compartimos con toda la comunidad algunos de los conceptos y reflexiones que surgieron en la charla:

¿Qué es la violencia?
Un comportamiento vincular arbitrario, irreflexivo, coercitivo (con intención de dominio y/o daño), que anula la posibilidad de que el otro piense, desee o actúe de una manera diferente de la propia. Cuando la “legalidad” (familia o escuela) está desdibujada, puede suceder inclusive que el agresor no registre que está trasgrediendo un límite. La violencia se opone a los valores del respeto y la tolerancia y socava todo tipo de relaciones interpersonales.  

¿Y el maltrato? 
 Es una de las formas de la violencia. Es una conducta física y/o psicológica (e.g. verbal) que se ejerce sobre una o más personas elegidas como blanco. Golpear o hacer que otro lo haga, poner sobrenombres, descalificar, estigmatizar, rumorear, excluir de juegos u otras actividades son formas de maltrato que suelen detectarse entre los chicos desde el primer ciclo, cuando ya hay juego reglado, aparecen las calificaciones sistemáticas de los trabajos y producciones, etc.

¿Quién sufre?
La víctima, por supuesto, pero también los demás actores: el victimario (ya que el maltrato suele esconder la identificación al menos parcial de quien lo propina con lo que dice del otro: es también “automaltrato”) y los testigos, que a veces tienen miedo de intervenir. Se necesita una contundencia y mucha práctica en la vivencia de los valores para poder “resistirse” a ser un cómplice silencioso. 

¿Qué se debe y qué no se debe hacer?
Los adultos deben intervenir. Escuchar sin sobresaltarse, evitando reacciones compulsivas y sin ponerse en el mismo nivel de los chicos, ni trasmitirles la propia angustia.
No estigmatizar. Frases como ” Y qué querés, con la familia que tiene…”  por ejemplo, son reduccionistas e inconducentes.
No minimizar. A veces les “acolchamos” la realidad a los chicos descalificando justamente lo que para ellos es un problema serio. No decir cosas como “Debe ser una broma…” o “No les hagas caso”.
No justificar. Por ejemplo, si nos cuentan que un chico maltrató a un tercero, no “invertir” los tantos con el consabido “algo habrá hecho”. La escucha debe ser paciente, serena, desprejuiciada, madura. Y con calma tratar de trasmitir siempre (sobre todo, con el ejemplo) que ninguna forma de maltrato es aceptable: ni en el tránsito, ni por la calle, ni aún cuando el otro nos haya maltratado primero.  Hay que detener el círculo de la violencia.

¿Qué pasa cuando se estigmatiza a un grupo?
Los adultos muchas veces tendemos a las generalizaciones. Puede pasar, inclusive, que un docente o una mamá o un papá se equivoquen y “caractericen” negativamente a un grupo: “son lieros”, “son los peores”, “son la piel de Judas”, etc. Todos nos equivocamos alguna vez. Sea que la escuela detecte que esto pasa en casa, o que en casa detecten que sucedió en la escuela, el único camino constructivo es el encuentro y el diálogo. Una vez más: hay que intervenir.  De eso se trata la alianza “hogar-escuela”: de sumar, no de dividir. De legitimarse mutuamente. De ejercitarnos en lo mismo que queremos enseñar: el respeto, la tolerancia, el diálogo, la negociación de significados y de soluciones.

Seguimos avanzando
El próximo encuentro a cargo de la Fundación Proyecto Padres, dirigido especialmente a papás y mamás del 2º ciclo de Primary, pero abierto una vez más a los demás, será el miércoles 19 y versará justamente sobre “Seguridad informática y bullying”, es decir, una de las formas específicas y más “modernas” del maltrato. 

Gracias a la Fundación Proyecto Padres y las familias, por su participación.

4 comentarios

  • Mariela Sanchez de Sgueglia

    Felicito al BDS por esta jornada de reflexión para padres.
    Excelente!!!

  • Moira Paz García

    Muchas gracias por ayudarnos en la crianza de nuestros hijos.

  • No pude asistir, lamentablemente. Pero Agradezco Mucho el envío de las Reflexiones logradas a través de las Autoridades y Padres que asistieron.- ES MUY POSITIVO recibir TODAS LAS ARISTAS…que compete a un tema tan Delicado como la VIOLENCIA ya sea físca como verbal…..Los saludo a todos con mucho Cariño. Susana Avellaneda, mamá de 3ºA.-

  • Verónica Alesina

    Me parece muy valioso que el colegio genere momentos de reflexión y de encuentro entre padres los que, sin dudas, redundarán en la crianza de nuestros hijos, no solo como personas sino también como miembros de un grupo. Ellos están creciendo y nosotros estamos aprendiendo a acompañarlos en un tiempo inédito y cambiante.
    Verónica Alesina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *