¿Vacaciones “a libro abierto”?

27 Jun 2006 | Clau

Como se anunció oportunamente, el BDS mantendrá el calendario fijado a comienzos del ciclo lectivo, que establece el receso de invierno entre el lunes 10 de julio y el viernes 28, de manera tal que el lunes 31 todas las secciones volverán a clase.

Así como en años anteriores el colegio compiló una serie de sugerencias de paseos y salidas para aprovechar mejor las vacaciones, este año desde Primary volvió también a surgir la idea de que los chicos le dediquen una parte de su tiempo libre a la buena lectura. Los objetivos son tanto académicos como recreativos: por un lado, consolidar las habilidades y competencias que se desarrollan en la escuela, en castellano e inglés. Por el otro, fomentar la lectura de textos atractivos, divertidos y variados, como una muy buena manera de pasar un rato entretenidos y tranquilos.

Luego de las vacaciones, los grupos compartirán actividades de comprensión, puesta en común y análisis de los textos, que son de lectura obligatoria (pero no aburrida, ¿eh?), de P3 a P6:

En castellano:
* P3 ?La familia López?, Margarita Mainé, Ed. Santillana.
* P4 ?Sucedió en colores?, Liliana Bodoc, Ed. Norma.
* P5 ?El hombre que creía en la luna?, Esteban Valentino, Ed. Norma.-
* P6 ?El diablo en la botella y otros cuentos?, Ed. Santillana.

En inglés:
* P3A The Little House, by Virginia Lee Burton
* P3B The Emperor’s Clothes, by Hans Christian Andersen
* P4 (A&B) Freckle Juice, by Judy Blume
* P5 (A&B) Mummies in the Morning, by Mary Pope Osborne
* P6 (A&B) The Forger, by Robert O’Neill and The Wonderful Story of Henry Sugar, by Roald Dhal

El colegio agradece la colaboración de los padres para llevar adelante este proyecto. En tiempos en que la imagen parece coparlo todo y desplazar, tergiversar y hasta fragmentar la apreciación de la realidad y el pensamiento mismo, la lectura es sin dudas un espacio de sosiego y procesamiento más pausado del discurso, que nos abre infinitas posibilidades para imaginar, construirnos y aprender a elegir entre las múltiples opciones y estímulos que nos rodean. Un ejercicio que el colegio pauta y estimula, justamente para que los chicos aprendan a ser más libres y las vacaciones no sean sólo un frenesí de salidas, videos, computadora y consumo…

Los comentarios están cerrados.